NO PROFANEMOS EL NOMBRE DE JEHOVA

Ezequiel 36:36
Y las naciones que queden en vuestros alrededores sabrán que yo reedifiqué lo que estaba derribado, y planté lo que estaba desolado; yo Jehová he hablado, y lo haré.

El libro de Ezequiel tiene que ver con el regreso del pueblo de Israel a su tierra y Dios le esta diciendo que ha decido regresarlo a su tierra no porque ellos se lo merecen sino porque su Santo nombre ha sido blasfemado.

De esa misma manera hace Dios lo mismo con nosotros, nos ha puesto en gracia no porque lo merecemos sino para que el pueblo sepa que El cumple su promesa. Permitamos que el Espíritu de Dios depositado en nosotros nos transforme a obedecer sus estatutos.

Dios les continé bendiciendo.
Jesus Arias

This entry was posted in Aliento del Cielo. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *