SER COMO HIERBA SECA?

Observando como estamos los seres humanos mas interesados en las cosas materiales, sin pensar que nuestro caminar por este mundo es pasajero y sin el Espíritu Santo obrando en nuestras vidas no será posible permitir que nuestra alma se seque y vea su impotencia, pecado y desesperanza, sin nuestro Salvador Jesucristo.

Permitamos que el “viento de Jehová” sople en nosotros y reconocer que debemos pasar por un proceso de conversión.

Dios les continué bendiciendo.
Jesus Arias

This entry was posted in Aliento del Cielo. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *